login

Recomendaciones

Dermatitis Atópica

Datos útiles, consejos y recomendaciones para pieles sensibles

Las pieles con dermatitis atópica son aquellas que presentan sequedad y tienden a irritarse. Este tipo de dermatitis afecta tanto al cuero cabelludo como al rostro, tronco y miembros superiores y/o inferiores, sobre todo en pliegues, y se acompaña de picazón como síntoma principal. Esta problemática puede observarse en pieles secas, tanto en adultos como en niños; en éstos últimos desde los primeros meses de vida. Se trata de una compleja interrelación entre predisposición genética, trastornos inmunológicos y alteración de la barrera cutánea.

Consejos y datos para controlar la dermatitis atópica:

  • No es contagiosa 
  • Los niños o adultos con dermatitis atópica pueden practicar deportes sin problema, como, por ejemplo, natación 
  • Deben vestirse con ropa clara y de algodón, evitando la lana, el nylon y las fibras sintéticas 
  • No abrigar en exceso 
  • Las personas que cuidan al niño con dermatitis atópica deben colocarse toallas o sábanas de algodón sobre la ropa donde apoyan la cabeza del bebé 
  • No utilizar suavizantes ni perfumes de ropa 
  • No utilizar perfumes sobre la piel sensible 
  • Mantener al niño con dermatitis atópica vestido con brazos y piernas cubiertas para evitar el rascado 
  • Mantener las uñas cortas y limpias 


Recomendaciones para el tratamiento en el hogar: 

  • Conservar la temperatura del hogar templada, ambientes con poca humedad 
  • Mantener limpios los ambientes; sacudir o aspirar el polvo lejos de los niños y ventilar los mismos 
  • Evitar el humo de cigarrillos 
  • Evitar el uso de aerosoles cerca del niño con dermatitis atópica 
  • Bañar a las mascotas frecuentemente y mantenerles el pelo corto 


Consejos para la higiene personal: 

  • Tomar baños cortos (no más de 15 minutos), con agua tibia y jabón cremoso, en poca cantidad 
  • Secar la piel con toallas de algodón y sin frotar 
  • No usar jabón de lavar la ropa ni jabón con antisépticos para el baño diario 
  • Luego del baño, hidratar la piel sensible con cremas humectantes preferentemente a base de avena